Exposición
LinledInFacebookTwitter

Exposición

Generación Y

COMISARIO: Enrique del Río
Fecha

sept. 2019 / feb 2020

“Ya no hay necesidad de hacer algo nuevo” (Kenneth Goldsmith) La España Millennial. Los artistas de hoy. Se hicieron mayores con el nuevo milenio, el de Internet, los móviles y las redes sociales. Viven en la era de la información, la que cambió todo, la de la tercera Revolución Industrial; pero también la de la crisis, la primavera árabe o el cambio climático. Es la Generación Y, la que nació entre el 81 y el 95, los hijos del Baby Boom. Dicen que son nativos digitales, globales e independientes… que quieren cambiar el mundo y que son inconformistas. Cuentan que son muy sociables (o todo lo contrario) y que no quieren compromisos. Son el 25% de la población mundial, una cuarta parte del mundo, la generación hiperconectada. La del big data, el selfie y la inteligencia artificial. La era de los nuevos lenguajes en el arte, la del no ser novedoso ni mucho menos original, la del no-creador de Goldsmith. El siglo del mercado, las ferias y los récords en subastas, del “yo más”. El de la muerte de la pintura y su implacable resurrección, la revisión del pasado, la incertidumbre de lo desconocido y la saturación digital. El único tiempo en la historia donde ya no hay necesidad de hacer algo nuevo. Por eso todo. Unos remiran en la historia, vuelven a lo clásico y recuperan tradiciones. Pintan, esculpen o dibujan como siempre, buscando la belleza y la estética como si nada hubiera pasado. Pero sí que ha pasado. Otros piensan en mañana… nuevos retos, nuevos límites y horizontes desconocidos en los que nunca nadie ha trabajado, como si de una primera expedición se tratara. Investigan, estudian y se hacen oír, llevando su obra por todo el mundo. La fotografía y el vídeo mueren de éxito e irrumpen en nuestras vidas, en cada esquina, en cada bolsillo. Y el arte se hace viral. Y lo que nunca imaginaron Stieglitz, Strand o Cartier-Bresson supera la ficción. La reproducción del arte bombardea nuestras vidas y llega a límites insanos, el paraíso de Warhol. Y el cambio conlleva cambios. Y se normalizó la instalación, la performance o el arte de acción. Y lo que fue moderno ya no lo es… y el gran transgresor, un tal Duchamp, hoy es un clásico, como Rafael o Bernini, una fuente donde todos miran. Pero sobre todo miran pantallas, los artistas de hoy miran a Internet, su realidad más cercana, un universo paralelo que parte generaciones. Y en un abrir y cerrar de ojos todo pasó, y ya es Post-Internet. Porque el futuro cada vez llega antes y el tiempo cada vez dura menos. Y todo vale. Y detrás vendrán otros que tendrán que seguir, jugar, continuar o romper con lo que ellos hicieron. Y quedará para siempre, pero no en los libros, sino en la nube. Es el siglo XXI y su realidad la cuentan ellos, los artistas que lo viven, los testigos del cambio, de los cambios: los Millennials. Esta es la Generación Y, y este su mundo. Pasen y vean.

Volver