INICIAR SESIÓN

Cerrar Olvidé mi password

¿CÓMO HACERSE SOCIO DEL CLUB?

Según los estatutos del Club, cada nuevo socio debe ser presentado por un socio fundador, o bien por al menos dos socios generales, y además debe ser aceptado por la Comisión de Socios, que es la única comisión del Club con funcionamiento independiente, actuando de forma autónoma con respecto a la jerarquía de la Junta Directiva y del propio Presidente del Club. Las candidaturas podrán ser aceptadas o rechazadas libremente por esta comisión. Los socios admitidos serán notificados de su admisión. Un socio rechazado no podrá ser presentado a admisión nuevamente en el plazo de tres años.

El Club tiene una filosofía de discreción y exclusividad, pero al mismo tiempo, acogerá con entusiasmo la incorporación de socios de diferentes ámbitos, que compartan los intereses e inquietudes del Club, y que aporten diversidad cultural y social al proyecto. Al fin y al cabo, el alma del club la forman sus socios, y por lo tanto, cuanto más pluralidad exista dentro de la masa social, más fuerte e interesante será nuestro Club.

Para solicitar más información o candidatura rellene el siguiente formulario:

Cerrar
Volver

CICLO DE LA SEMANA

Jules et Jim (1962) es una obra maestra de la Nouvelle Vague francesa basada en la novela de 1953 de Henri-Pierre Roché. Es la historia de Catherine, una mujer muy peculiar que en el París de 1907 conoce a dos estudiantes, muy amigos entre ellos, uno austriaco (Jules) y otro francés (Jim). Se casará con el primero, con quien tendrá una niña, y después se convertirá en la amante del segundo. Comienza así una imposible vida a tres, un triángulo amoroso que acabará en tragedia. Este ménage à trois, con seguridad el más celebrado de la historia del cine, es relatado por Truffaut con el máximo pudor y con un estilo muy refinado y delicado, ayudado por el maravilloso scope en blanco y negro de Raoul Coutard, por la música de George Delerue y por la afortunada canción Le Tourbillon, cantada por la misma Moreau. El film no se preocupa en absoluto por sacar una moral de la conducta de sus personajes y por ello levantó la indignación de muchas asociaciones que pidieron la intervención de la censura en contra de este apasionado canto a la libertad y al inconformismo.

The Panic in Needle Park (1971) es la historia de Helen, una joven que se prostituye para pagar su drogadicción y la de su novio Bobby, un pequeño traficante. Acusada de un robo, Helen colaborará con la policía y traiciona así a Bobby, que acabará en la cárcel. Sin embargo, cuando sale en libertad, ella le estará esperando. Con guión de Joan Didion y de John Gregory Dunne, la película es una página muy cruda sobre el ambiente de los drop-out, los marginados y describe el fracaso de dos vidas pero también sus desesperadas ganas de vivir (es emocionante la escena de la adopción del perro). Seguramente es el mejor film sobre la droga de la New Hollywood de los años 70, rodado con la fría y seca fotografía de Adam Holender y con la áspera y nerviosa dicción de un treintañero Al Pacino, aquí en su primer papel de protagonista. Needle Park (parque de la aguja) es el apodo que tiene la pequeña plaza de Sherman Square de Manhattan, un poco de verde en el cruce de Broadway y de Amsterdam Avenue. Kitty Winn (Helen) ganó la Palma de Oro en Cannes.

Howards End (1992) nos cuenta los encuentros y desencuentros entre tres familias de condiciones sociales diferentes en la Inglaterra de 1910, durante la época eduardiana. Tenemos a los Wilcox, conservadores, ricos y arrogantes; a los Schlegel, pequeños burgueses, emancipados, cultos y progresistas; y a Leonard Bast, un común empleado, pobre pero muy orgulloso. Howards End es la maravillosa e incómoda casa en el campo de los Wilcox, que luego pasará en herencia a una de las hermanas Schlegel y al final a la otra. Basada en una novela de E. M. Forster de 1910, es una película refinada, elegante y al mismo tiempo con unos temas muy actuales: los conflictos dentro de las clases sociales, los temas inmobiliarios, la seguridad financiera, compañías de seguros que quiebran y el feminismo que lucha en contra de los deseos tradicionales de una tranquila vida doméstica. Todo esto la llevó a tener un gran éxito de crítica con un premio especial en Cannes y nueve nominaciones de la Academia con tres Oscar: a Emma Thompson, al guión y a la escenografía.

En Capote (2005) nos trasladamos a Kansas en 1959. Con los beneficios de su última novela, Breakfast at Tiffany's, el escritor de Nueva Orleans decide dedicarse durante seis años a la redacción de una novela-documento sobre el feroz asesinato de una familia entera de Holcomb, los Clutter. Acompañado por su amiga, la también escritora Harper Lee, Capote supera la hostilidad de los lugareños y con la ayuda del detective Dewey consigue tener contacto durante mucho tiempo con los dos asesinos. La relación es especialmente estrecha con Perry Smith, un joven medio irlandés y medio cherokee muy obsesionado con la cultura. Capote sabrá así abrir el lado humano de este hombre sin piedad que le contará los hechos reales ocurridos en aquel horrible día. Extraordinaria es la interpretación de Hoffman, que supo dar vida perfectamente a los modales amanerados, a los tics y a las neurosis del escritor, un dandy homosexual, orgulloso de su diversidad y de su snobismo.

Fotografía: El cinéfilo

Para inscribirte tienes que ser socio.

JORGE JUAN, 5 • 28001 MADRID • ESPAÑA • 910 609 883 • INFO@CLUBMATADOR.COM • AVISO LEGALCONTACTO